968 36 54 00 cerm@mail.com

jueves, 12 de abril de 2018


Se implantará el próximo curso 2018-2019 por primer año en tercero y cuarto de primaria, Formación Profesional Básica, centros de educación especial y aulas abiertas

El Gobierno regional mantiene una partida específica para becas de libros de texto destinada a las familias que más lo necesitan hasta que el programa alcance todos los niveles

La Consejería de Educación, Juventud y Deportes iniciará el próximo curso 2018-2019 la aplicación del programa de gratuidad de libros, que llegará a 190.000 alumnos durante los próximos cuatro cursos escolares. La consejera de Educación, Juventud y Deportes, Adela Martínez-Cachá, que presentó hoy el programa en la rueda de prensa tras el Consejo de Gobierno, destacó que “se trata de una medida social que nace del consenso y que beneficiará a miles de familias de la Región de Murcia”.

El programa de gratuidad de libros llegará el próximo curso a más de 42.000 alumnos. En concreto, a los alumnos de tercero y cuarto de Primaria, así como a los de centros de educación especial, de aulas abiertas con necesidades educativas especiales y al alumnado que cursa Formación Profesional Básica.

Su implantación completa se realizará en cuatro cursos en la totalidad de las enseñanzas obligatorias. El curso 2019-2020 llegará a quinto y sexto de primaria y primero de ESO, y el curso 2020-2021 a primero de educación primaria y segundo y tercero de ESO. Por último, el curso 2021-2022 se incorporará al alumnado de segundo de primaria y cuarto de la ESO.

El programa se desarrollará mediante la creación de un banco de libros en todos los centros educativos públicos y concertados y da cumplimiento a la Ley de Gratuidad de Libros de texto aprobada recientemente en la Asamblea Regional. Con esta norma, la Región de Murcia se suma a otras comunidades como Madrid, Navarra, Andalucía, Extremadura o Comunidad Valenciana.

La consejera explicó que “esta misma mañana hemos enviado el borrador de las instrucciones para desarrollar el programa a los representantes de la comisión regional de directores de Primaria”.

La Consejería está informando a los distintos agentes educativos implicados de la implantación del sistema de gratuidad de libros. Así, ya se han mantenido reuniones con las federaciones de padres y madres y con la comisión regional de directores de Primaria, y se han establecido encuentros de trabajo con representantes de patronales de la educación concertada, asociaciones de libreros y representantes de los ayuntamientos, entre otros colectivos.

Gratuidad de libros y becas

La Comunidad destinará 150 euros por alumno para los cursos tercero y cuarto, así como para Educación Especial y las aulas abiertas, y 100 euros por alumno para la Formación Profesional Básica. La dotación económica para esta finalidad es de 6,7 millones de euros.

Por su parte, los estudiantes de niveles en los que aún no se aplica la gratuidad de libros de texto tendrán acceso al sistema de becas convencionales para la compra de libros, lo que beneficiará a 18.600 estudiantes. Para ello se destina una cuantía de 2,3 millones de euros.

En total, la Consejería prevé llegar a más de 60.000 alumnos beneficiarios el próximo curso, entre el programa de gratuidad de libros de texto y las becas directas, con un importe económico global de 9 millones de euros.

“Desde el Gobierno regional apostamos por acercar este tipo de ayudas al mayor número de familias y mantendremos las becas convencionales para seguir ayudando a los alumnos que más lo necesitan y favorecer la igualdad de oportunidades”, subrayó la consejera.

Gestión del programa

Para la correcta implantación del programa, cada centro educativo creará una comisión dedicada a gestionar el banco de libros, mientras que en la Consejería de Educación se constituirá otra comisión para el seguimiento y evaluación del sistema.

En cada centro educativo se nombrará un responsable que coordinará el programa, organizará la recogida y catalogación de las donaciones de libros y material curricular y evaluará el buen estado de los libros para su reutilización. Del mismo modo, registrará un inventariado de los libros y material curricular que entran a formar parte del banco.

La persona responsable evaluará los fondos necesarios para completar el banco de libros que se necesitan para el siguiente curso escolar. La Consejería entregará la partida económica a los centros educativos para la compra del material escolar, y el propio centro lo distribuirá y entregará al alumnado participante.

La Consejería comunicará a los centros docentes el importe asignado con tiempo suficiente para que la selección de los libros y el material curricular no supere las cantidades máximas establecidas. En cada centro habrá una comisión dedicada a gestionar el banco de libros, mientras que en la Consejería se constituirá otra comisión para el seguimiento y evaluación del sistema. Además, se creará un programa informático que facilite la gestión del banco de libros.

Asimismo, la Consejería se coordinará con ayuntamientos y AMPAS que ya gestionan actualmente bancos de libros en centros educativos para adaptar el programa a los bancos de libros que ya existen actualmente. Además, la Consejería trabaja en la puesta en marcha de una campaña para concienciar a los alumnos de la importancia de la conservación de los libros de texto para que el material pueda ser reutilizado.

Cada centro escolar podrá elegir los materiales a utilizar, tanto impresos como digitales, que no podrán ser sustituidos durante un mínimo de cuatro cursos escolares, salvo en situaciones excepcionales. La propiedad de los libros corresponderá a la Administración educativa, que los cederá a los colegios e institutos para que puedan prestarlos a los alumnos. Solo podrán seleccionarse libros y material curricular que superen la cantidad asignada si el centro dispone de fondo de reserva suficiente para ello o asume directamente dicho gasto.

Los estudiantes que pierdan o deterioren el material prestado de manera negligente estarán obligados a su reposición.

Noticia portal de educación